B.I.O.T.A. | Reseña

Cuando un juego es de computadora y a 8 bits probablemente diga que “no muchas gracias”, pero en este trabajo las cosas no funcionan así, a veces hay que jugar lo que sea sin importar las condiciones o nuestros gustos, y no estoy peleado con los juegos que son en este formato ni con este acabado pero últimamente me han tocado unos verdaderamente realistas y quizá salir de ese enfoque sea complicado. Pero B.I.O.T.A. resultó ser algo que no me esperaba y con tantos factores que decidí seguir jugando a pesar de que ya tenía mucha información para escribir esta reseña.

En el futuro no muy lejano, es descubierto un meteorito que contiene un nuevo elemento químico llamado Viridium, el cual le permite a la raza humana viajar de manera interplanetaria, lo que genera un negocio padrísimo para explotar, por lo que una compañía con el 65% de las minas de este elemento manda a un equipo de científicos a revisar una entidad alienígena que se posa sobre una de las minas, pero al no regresar deciden mandar al Gemini II compuesto por unos mercenarios muy malditos, a encontrar la causa de que no hayan regresado. He aquí donde entramos y en un entorno tipo metroidvania plataformero y de disparos es que estaremos embarcándonos en la aventura más rara del mes, o al menos de la semana.

Cualquiera de los personajes a nuestra disposición son diferentes y sus armas se manejan igual, por lo que depende enteramente de uno decidir con quien se va. En mi caso yo me quedé con el de los disparos de mediana distancia, poderosos y certeros, los demás honestamente no es mi tipo de enfrentamiento. Pero bueno, antes de entrar a la parte de los balazos y explosiones y aliens raros, primero debo aclarar que un súper punto a favor es definitivamente la paleta de colores, ya que el juego es de 8 bits, utiliza una combinación de cuatro tonos para todos los escenarios, elementos, enemigos y protagonista, con esto se mantiene una iluminación uniforme y realmente apegada al ambiente que se plantea B.I.O.T.A. Pude seleccionar de inicio como quince grupos de colores diferentes, ya ni me acuerdo, pero cualquier se veía muy bien y ayudó en que al cambiarlos, era mucho más difícil encontrar monótono el asunto.

Gracias a los controles súper bien mapeados es que se complica muy poco el avance entre los niveles, que si bien podría verse enredoso de inicio, es cuando ven el mapa que todo es realmente muy lineal. En el mapa se marcan los todos los cuartos disponibles junto con sus ramificaciones a las demás habitaciones pero siempre manejando una cuadrícula, toda vez que entren a un apartado podrán ver hacia donde se dirigen sus respectiva puertas, y de ahí ir trazando su camino hasta encontrar el elevador que los llevará a la superficie, o a manera de marcar un checkpoint para regresar ahí cuantas veces quieran. Regresar a tierra firme implica poder recargar vida, probar el modo de entrenamiento, cambiar de personaje y guardar su partida. Al regresar al elevador podrán seleccionar moverse directamente a cualquier de los que hayan descubierto para continuar la travesía. Les repito, todo es muy lineal aunque el avance parezca que están en un laberinto interminable.

Los trancazos están leves dependiendo cómo enfrenten los niveles, el primer capítulo -si así le puedo decir- es realmente muy fácil y sirve para que aprendan las mecánicas de salto, disparo, enfrentamiento de cerca, de lejos y los elementos ambientales que los pueden matar. Sí morí bastante pero porque su servidor es un desesperado que a fuerza quería irse disparando sin tomar distancia, concepto básico para durar con vida el tiempo suficiente para encontrar puntos de guardado, así que no hagan lo que yo: mantengan su sana distancia y disparen cuando sea necesario, irse como loco creyendo que rápido van a lograr avanzar tiene su grado de dificultad. Pero bueno, realmente yo soy solo un facilitador de información, háganlo como quieran, no me voy a enojar. Pero si vienen a reclamarme sí me enojo.

Los gráficos de 8 bits están muy bien hechos, no tiene sentido decir que no, a pesar de que se ve un juego súper simple, la programación y la parte visual están hechas como de gente grande, con verdadero sentido de lo que se estaba pretendiendo y se nota que los desarrolladores tenían en mente entregar un juego pulcro y que por más que fuera en este formato, no iba a desmerecer como otros títulos que con la intención de parecer retro, son un dolor de ojos terrible.

VEREDICTO

Plataformas, metroidvania, disparos, 8 bits, semi monocromático, alienígenas que quieren matarnos. No es necesario explicarles más a los gamers de la vieja escuela para que entiendan porqué B.I.O.T.A. merece su compra sin dudarlo y solo pensando en el tiempo que les tomará alcanzar el resto de elevadores para poder tomarse un respiro, pues son pocos los que proporciona durante la aventura. Una joyita que les recomiendo por mucho gracias a lo simple pero bien logrado.

Compartir en: