Marvel’s Iron Man VR | Reseña

Las primeras veces que tuve el gusto de jugar PlayStation VR después de adquirirlo, descargue una pequeñita demo de Spider-Man, en la cual se podía apreciar vagamente alguna de las posibilidades que nos ofrecería el dispositivo de Sony para realidad virtual, ese mismo día lo jugué con un sobrino y le dije: “Estaría genial que hicieran a Iron Man”. Pues he aquí la reseña del primer juego en VR de Marvel en conjunto con Camouflaj sobre uno de los súper héroes más emblemáticos de la marca y sin duda el favorito de muchos en la reciente fase de películas de la misma compañía.

FRIDAY

La historia de Iron Man la conocemos todos, incluso el juego toma lo más apegado posible a los hechos recientes de las películas, por lo que no será complicado entender muchas de las referencias que hacen ahí, lo interesante es que es con modelos muy diferentes a los de los actores incluyendo la voz, lo que permite tomarles un cariño particular a estos a pesar de que no estamos viendo a Downey ni a Paltrow, pero son los mismos nomás que con otra faceta.

En Marvel’s Iron Man VR Tony ya ha decidido que Stark Industries no se dedicarán más a las armas, que Pepper es la indicada para ser CEO de la compañía y que su papel de Iron Man es ahora más que nunca, imprescindible para que el mundo sea un mejor lugar, todo esto de la mano de SHIELD pero con su respectiva distancia. En este mundo donde Iron Man es la neta, nos encontramos con un ataque imprevisto de Ghost, personaje que ya saliera en la secuela de Ant-Man y Wasp -esto en las películas-, quien decide tomar represalias contra Tony y su empresa por los daños provocados a civiles con sus armas, entre ellos a uno muy importante de apellido Shung los cuales en pareja intentarán acabar con Iron Man. Este último decide tomarles la palabra y darse un tiro, no sin antes recurrir a sus compañeros digitales, Friday y Gunsmith para ver de qué cuero salen más correas.

El guión está escrito muy bien, perdón creo que no enfaticé bien… MUY BIEN. Nos gustó mucho cómo Tony tiene su propio carácter, como en momentos podemos decidir sus líneas pues la historia es lineal completamente, el tono y sarcasmo está presente pero en ningún momento vemos a un Iron Man idéntico al MCU, siempre maneja su propia línea y el resto de los personajes causan el mismo efecto, el de familiaridad pero sin llegar a copiar burdamente a los personajes del live action, eso es lo que precisamente más nos gustó de las personalidades que se manejan con lo que podemos aplaudir a Camouflaj por desarrollar sus propios personajes muy apegados a la realidad pero sobre todo dejándonos saber que es su versión.

Recordemos que el juego tiene su propio universo por así decirlo pero toma muchas referencias de las películas para no olvidar que estamos en un juego de Iron Man, la cuestión aquí es que la parte de la jugabilidad es la que nos da un cachetadón hermoso.

EL CACHETADÓN HERMOSO

Camouflaj supo aprovechar TODO el control Move, todo en verdad. El juego se tiene que jugar con ambos controles obviamente, la cámara y el visor, obvio no hay de otra, el Dualshock 4 no lo usan ni de chiste. Bueno, cuando por fin entramos en materia, los gatillos, el botón central, los botones comunes -equis, cuadro, círculo y triángulo-, todo es usado a la perfección. Todos tienen un propósito, ya sea desplegar armas, acelerar, volar, impulsarse o mantenerse a flote, ambos controles pondrán a prueba nuestra memoria muscular para poder volar por los aires.

Marvel’s Iron Man VR no es ni de chiste una experiencia de flotar y disparar, moverse un poco para allá y disparar, no ni ma$%&#@. Marvel’s Iron Man VR es LA EXPERIENCIA de volar, impulsarse, disparar, esquivar, surcar los cielos, dar puñetazos, abrir compuertas, romper objetos… es ser Iron Man. Todas las misiones -exceptuando unas dos o tres que se meten directo con la historia- son para repetir por las mil posibilidades de realizarla, de esquivar y meterse en el fuego enemigo, impulsarse y volar para atacar por otro ángulo y desviarse y frenarse y usar el rayo láser… El rasho láserrrrrr, una chulada de la imaginación y creatividad de estos muchachos que si bien ya lo habíamos visto, aquí sentimos su verdadero poder.

El juego tiene la historia que es completamente lineal, pero también cuenta con un mundo en holograma que nos permite ir a varias localidades a repetir las misiones, entrar a los retos de vuelo y combate o simplemente a volar libremente por los aires. Estas misiones y retos nos dan puntos que nos permiten desbloquear y mejorar las armas y “augments” -que significa “aumentos”- del traje, tales como misiles tele dirigidos, misiles inteligentes, disparos dispersos, disparos más potentes, mayor velocidad o aceleración, en fin, un total como de 15 mejoras que por desgracia solo podemos equipar una por brazo para las armas y una por ubicación, ya sea propulsores en los pies, en las manos, el láser del pecho y la mejora a la armadura. Sin embargo es suficiente para dar muchísima batalla porque el juego está diseñado como si fuera la película, de nada sirven las armas si no nos movemos por los aires para esquivar o encontrar otro ángulo de ataque, es decir que el diseño es maravilloso, hermoso.

GUNSMITH

Claro que el juego tiene fallas, por supuesto que las encontramos, pero son meramente en algunas cosas que si bien no afectan tanto, sí podrían ser algo molestas para los que están en la búsqueda de los trofeos.

Para empezar el juego no se puede guardar varias veces, se tiene un solo slot para guardar el avance y no puede haber varios, por lo que más de un usuario no puede darle si no ha terminado el otro. Eso es una molestia terrible porque a la hora de querer compartir la experiencia con alguien más como yo con mi novia o sobrino, es una monserga.

Las cargas del juego son larguísimas teniendo en cuenta que los escenarios sí son grandes pero no ocupan muchísimos polígonos, ya que a pesar de que los modelos son buenos, no estamos ante un juego realista por las mismas limitaciones de la realidad virtual hoy en día, sin embargo la espera vale la pena, pero sí es muy larga.

VEREDICTO

Las quejas son pocas, quizá intensas pero no las odio, el juego permite avanzar fácilmente en la dificultad primera y después se pone mucho más peliagudo conforme subimos el reto, sin embargo con mucha práctica podremos dominar los controles para hacer lo que se nos antoje. Queremos recalcar que la jugabilidad es suprema y el vuelo y el combate se hacen sumamente fluidos y jamás encontraremos fallas ni que no haya respuesta de los botones, realmente supieron hacer un juego de muchísima calidad que rebasó por mucho nuestras expectativas.

La lista de trofeos no es tan sencilla a pesar de que el 80% se obtienen nomás de acabar el juego, la cuestión está en la dificultad y en la misión extra que sí se pone un poco complicada pero nada que no salga con práctica como ya dijimos.

Marvel’s Iron Man VR es sin duda uno de los mejores juegos para realidad virtual que existen que efectivamente no desborda gráficos súper impresionantes pero sí tienen muchísimo valor visual que agradan a cualquiera por las sorpresas, los efectos, las explosiones y el simple hecho de ser Iron Man. La jugabilidad es casi perfecta por los movimientos increíblemente fluidos y tan naturales y orgánicos que lo colocan con un 10 perfecto en este departamento, simplemente es asombroso cómo se puede volar por los aires mientras se combaten hordas enteras de drones por doquier.

Sí, puedo clasificarlo como uno de los mejores juegos de súper héroes, quizá en el top 10 y con una tremenda mención honorífica, pues Camouflaj podría haberse encontrado con una mina de oro si deciden hacer DLC’s o hacer una segunda parte quizá con el PlayStation 5. Maldita sea será artístico!

Compartir en: